¿Qué significa la renuncia de PPK en el ámbito político, económico y social?

¿Qué significa la renuncia de PPK en el ámbito político, económico y social?

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció sobre la renuncia del mandatario peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), y la situación política que vive el país.

El organismo rector en derechos humanos en las Américas, manifestó su “preocupación” ante la Organización de Estados Americanos (OEA), refiriéndose al caso que provocó la renuncia del Presidente, advirtiendo sobre una posible vulneración del debido proceso.

La Comisión observó con preocupación el contexto político del Perú, en el marco de las investigaciones por corrupción que resultaron en la apertura de un proceso de destitución conducido por el Congreso de la República contra nuestro aun Presidente, en el cual, las garantías del debido proceso y de la amplia defensa podrían haber sido vulneradas.

En su informe anual, la CIDH alertó, además, sobre un impacto de esta crisis política, en términos de derechos humanos, tras el indulto del ex presidente Alberto Fujimori, condenado por corrupción y delitos de lesa humanidad.

La CIDH también manifestó su preocupación respecto a la influencia que la crisis política generada por el pedido de vacancia presidencial pudo haber generado sobre los derechos humanos, en especial, sobre la decisión del Presidente de conceder un indulto humanitario al sentenciado por crímenes de lesa humanidad, Alberto Fujimori”, señaló en su informe.

Por otro lado, las reacciones del mercado internacional, ante la crisis política que atraviesa nuestro país, no tardaron en aparecer, mostrando que el Perú aun mantiene un escenario de estabilidad. Luego del anuncio presidencial, tanto el Instituto Peruano de Economía (IPE), como Macroconsult, Grade, BBVA, Kallpa SAB y la Universidad del Pacífico (UP) muestran también una actitud positiva frente al tema.

Asimismo, Diego Macera, gerente general del IPE, señala que las peores facetas de la crisis política que, eventualmente, podrían condicionar la estabilidad económica del país, ya fueron superadas.

El mercado ya soportó lo peor y la estabilidad no debería verse perjudicada en este escenario”, afirmó.

De acuerdo con el analista de Kallpa SAB, Marco Alemán, los inversionistas ya daban por descontado la salida del presidente, sea por vacancia o renuncia. En ese sentido, el analista señala que, incluso, podría ser hasta favorable la salida de Kuczynski, ya que el partido de la oposición comentó que sí trabajarán con el presidente que lo releve.

Se percibe que la economía está paralizada y que esto no va a parar hasta que haya un cambio”, dijo Alemán.

Con toda esta expectativa, más el precio de los commodities, la cifra de la BVL (Bolsa de Valores de Lima), negociada, actualmente, en US$ 10 millones se duplique en el transcurso del próximo mes, si es que se llega a generar una estabilidad notoria en el panorama político.

Sin embargo, para el socio de Grade, Hugo Ñopo, enfocar la visión en el corto plazo podría ser engañoso. Lo que se ha visto dañada es la institucionalidad presidencial, y reconstruirla no será sencillo, “ni en el mercado interno o externo“.

Todo este deterioro del último año y siete meses, ha dado con hacha a la institucionalidad y va a tener repercusiones en nuestro crecimiento de largo plazo. Esto se va a ver en 5 o 10 años, y por ser de más largo aliento, va a ser mucho más serio y más grave“, afirmó.

Para Ñopo, podrían haber menos inversiones en el futuro, “además de que aquellas que ya están en el Perú se podrían frenar”.

Por otro lado, para Carlos Parodi, profesor de la Universidad del Pacífico (UP), los mercados ya habían anticipado la salida de Kuczynski, la cual “era insostenible y creaba incertidumbre, que es lo que más daña la economía”.

En este sentido, para Parodi, lo primero que tendría que hacer Vizcarra es dar señales de que la estrategia económica se va a mantener, pensar en un horizonte de mediano plazo e indicar qué aspectos institucionales se van a mejorar.

En cuanto a la estabilidad del dólar, el docente de la UP afirmó que la reacción la veremos en los siguientes días. Sin embargo, los resultados obtenidos en la balanza comercial del 2017, que permitieron ingresos por exportaciones por encima de los US$6 mil millones, la buena gestión del BCR, y el hecho de que el mercado ya había asumido esto, serían sinónimo de estabilidad en el tipo de cambio.

El dólar va a subir como consecuencia de algo fuera de lo ordinario que pueda subir mañana, si es que se mantiene el ruido político. Debemos pensar en los próximos tres años, y dependemos de las primeras medidas de Vizcarra, como por ejemplo a quién pone como ministro de economía“, concluyó.

Finalmente, para Hugo Perea, economista jefe del BBVA, el efecto de la renuncia presidencial se ha traducido en una revaloración de los activos en los mercados financieros locales y de la moneda peruana. Además, los bonos soberanos, así como los indicadores bursátiles en general.

En el corto plazo, puede haber una percepción relativamente positiva porque se acaba la incertidumbre política, sobre todo si la transición es suave. En el mediano plazo, va a depender de las acciones de las nuevas autoridades. Primero hay que definir quién es el nuevo vicepresidente y su capacidad de convocatoria. Los fundamentos peruanos no se han caído“, afirmó Perea.

Finalmente, en el ámbito social se pudo apreciar qué colectivos y ciudadanos marcharon el pasado 21 de marzo en el Centro de Lima contra la actual coyuntura política que vive el país. Bajo el lema “Que se vayan todos, nuevas elecciones”, el colectivo “No a Keiko” convocó a esta marcha movida por la indignación que generó la difusión de videos por Fuerza Popular.

Los ciudadanos festejaron la dimisión de PPK, pero exigieron que los congresistas también renuncien y se convoquen a nuevas elecciones. Además, pidieron un cambio de la Constitución de 1993, aprobada en la gestión del ex presidente Alberto Fujimori. Asimismo, señalaron que el modelo económico que impera en el Perú debió caer junto con la renuncia de PPK.

El punto de concentración fue en la plaza San Martín, desde las seis de la tarde. La movilización estuvo programada para el mismo día, mientras el Congreso debatía si aceptaban o no la renuncia de Kuczysnki.


Related Posts

Podcast más reciente