Muere el expresidente Alan García tras pegarse un tiro cuando iba a ser detenido

El expresidente de Perú Alan García ha muerto este miércoles tras pegarse un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por la policía en el marco de las investigaciones por la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Los policías trasladaron aún con vida a García, de 69 años, al hospital Casimiro Ulloa, a solo 600 metros de su domicilio y donde ingresó con un diagnóstico de herida de bala con entrada y salida en la cabeza. Poco antes, a primera hora del miércoles, agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad debidamente identificados habían acudido a su vivienda, en Miraflores, para ejecutar la orden de arresto que pesaba contra él. Tras ser informado de “la ejecución de la medida judicial” por los agentes y el fiscal Henry Amenábar, el político alegó que debía hacer una llamada de teléfono. García entró en su habitación, cerró la puerta y a los pocos minutos se oyó un disparo. La policía forzó la puerta y halló al exmandatario malherido. Tras unas horas en el hospital, falleció.

La noche anterior, en diálogo con la cadena RPP, Alan García, de 69 años, afirmó reiteradamente que no había nada que lo vinculara con los cargos que se le señalaban y dijo no tener miedo: “Ningún indicio me vincula con nada”, respondió ante la pregunta del periodista Carlos Villarreal de si estaba consciente de que esta podría ser su última entrevista en libertad, pues se hablaba de que le podrían dictar orden preliminar de captura.


Related Posts

Podcast más reciente