30 de Enero del 2018

Las Tendencias del Fashion Retail para este año 2018

Empieza un nuevo año, con muchas expectativas y una mayor competencia, asumiendo el reto de crecer en ventas las empresas fashion retail estarán adoptando diferentes estrategias de venta para llegar a conectar con sus consumidores.

A la fecha, 4 movimientos serán tendencia este año 2018, los cuales son:

i) “Fast Fashion” o “Moda Rápida”, término que desde la llegada a nuestro país de grandes marcas internacionales como Zara (2012), Forever 21 (2014) y H&M (2015), cada día genera más seguidores. Este movimiento consiste en producir en serie y de forma rápida la ropa, calzado y accesorios en general, lanzándose por lo menos entre 15 a 20 colecciones al año basadas en las últimas tendencias presentadas en las pasarelas internacionales más importantes. De esta manera, el consumidor puede acceder a las tendencias de moda en un tiempo récord y a un menor precio o low cost.

Además, estas colecciones se exhiben por pocas semanas por lo que tienen una alta rotación con el propósito de generar en el consumidor la necesidad de comprar. Hay quienes consideran que el Fast Fashion vulnera los derechos de autor, dado que algunos retailers de moda copian los diseños que tienen éxito en el mercado internacional, las cuales son vendidas a un precio más accesible y con menor calidad que los modelos originales.

Sin embargo, las grandes marcas internacionales como Zara y H&M, contratan a sus propios diseñadores quienes buscan una reinterpretación del modelo original. Incluso, H&M celebra alianzas estratégicas con diseñadores de lujo tales como Karl Lagerfield, Balmain, Kenzo y recientemente Erdem, para lanzar sus famosas colecciones cápsula;

ii) “Slow Fashion” o “Moda Lenta” surge en contraposición del Fast Fashion. Buscando promover el concepto de lanzar una colección de manera “atemporal” o “clásica”. Se asocia al concepto de “No Season”, prevaleciendo la exclusividad y la calidad sobre la cantidad, priorizando la durabilidad de la materia prima y promocionando una responsabilidad en el consumo;

iii) Moda Sostenible o Sustentable, el movimiento consiste en que los diseñadores produzcan de manera eco-friendly, es decir, no contaminante, reduciendo el consumo de energía, agua y emisiones de carbono. Se caracteriza por la utilización de materia prima orgánica como nuestro algodón pima o la lana de alpaca y también surge como respuesta al abuso cometido por algunos fabricantes en donde se contratan a obreros en condiciones laborales irregulares y en algunos casos infrahumanos. Es por ello que otorgan importancia al derecho laboral, fijándose que los obreros sean contratados bajo las normas establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Pacto de las Naciones Unidas y oponiéndose a la contratación abusiva, de manera forzada o en contra del trabajo infantil. A estas marcas también se les conoce como “Marcas Green”, las cuales cuentan con estrategias de sostenibilidad en las áreas del diseño y producción, siendo sus principales exponentes las marcas de lujo Stella McCartney y Katharine Hamnett.

Sin embargo, debemos de tener cuidado porque existen algunas marcas que son “Greenwashing”, es decir, que utilizan el término “sostenible” de manera engañosa utilizando afirmaciones falsas para promocionar sus productos cuando, en realidad, no lo son, lo cual puede constituir una publicidad engañosa susceptible de una denuncia ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual;

iv) El “Upcycling” o “súper reciclaje”, que consiste en reciclar elementos antiguos o en desuso, transformándolos u otorgándoles una nueva utilidad, y por qué no, un nuevo valor. Ello con la finalidad de ser vendido como un producto nuevo a un precio a valor de mercado. No sólo se utiliza en ropa sino que se usa mucho para el diseño de las joyas y en la decoración de interiores.

En conclusión, los movimientos como el Fast Fashion, el Slow Fashion, la Moda Sostenible o el Upcycling reflejan las necesidades de diversos grupos de consumidores, quienes a través de su compra dan muestra de su personalidad, conducta y valores. ¿Y usted con cuál se identificará este año?

 

Annalucia Fasson Llosa

Abogada de la Universidad de Lima, Perú. Magister en Finanzas y Derecho Corporativo en la Universidad de ESAN, cuenta con una especialización en Derecho de la Moda otorgado por el Fashion Law Institute at Fordham Law University, New York, convirtiéndose en la primera Fashion lawyer del Perú y con un curso de Internacionalización de Empresas y Gestión de Personas otorgado por la Universidad ESADE, Barcelona.

Comentarios