08 de Junio del 2018

OEA inicia procedimiento de suspensión de Venezuela

El lunes 04 de mayo del presente año, en la ciudad de Washington, se desarrolló la 48va Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Las discusiones en las que participaron los países miembros se centraron en las crisis que aquejan a las naciones de Nicaragua y Venezuela.

 

En la nombrada Asamblea General, las misiones permanentes de siete países miembro (México, Canadá, Chile, Brasil, Estados Unidos, Argentina y Perú) presentaron el “proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela” mediante el cual se plantea la futura suspensión de Venezuela del organismo internacional, sanción aplicada anteriormente solo a Cuba y Honduras. Horas más tarde, la resolución sería aprobada con 19 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones,  superando los 18 votos a favor necesarios para su aprobación pero sin alcanzar los 24 votos para proseguir en el camino de la suspensión.

 

La resolución condena las elecciones suscitadas el 20 de mayo último en las que fuera reelegido Nicolás Maduro en el cargo de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Además, una petición para que el Gobierno permita el ingreso de ayuda humanitaria y para que se restaure “la plena autoridad” de la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora. (Infobae, 2018).

 

Asimismo, propone aplicar los mecanismos previstos en la Carta Democrática Interamericana cuando se produzca una “alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático” de un Estado miembro. (LA NACION, 2018).

 

La iniciativa propuesta ocurre aproximadamente una semana después de que el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, presentara frente a un grupo de secretarios independientes de la misma organización un informe en el que se concluye que existe fundamento suficiente para considerar que el gobierno de Nicolás Maduro ha cometido actos de lesa humanidad por lo que habría base legal para denunciarlo ante la Corte Penal Internacional (CPI).

 

En el informe se identifica a por lo menos 131 víctimas de asesinatos ocurridos durante las protestas contra el gobierno de Maduro desde 2014. También señala 8.292 ejecuciones documentadas desde 2015 y da cuenta de 12.000 venezolanos “arbitrariamente detenidos, encarcelados o sujetos a otras severas privaciones de libertad física desde las elecciones presidenciales de 2013”. (Club de Prensa, 2018).

 

El director General de América Latina y el Caribe del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, Eugenio Martínez, afirmó hoy en una declaración a la prensa que la resolución “constituye una intromisión inaceptable” en los asuntos internos de Venezuela, contraviene el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas. (La Vanguardia, 2018).

 

Por su parte, el ministro para la Comunicación y la Información, Jorge Rodríguez, informó que en las próximas horas el gobierno venezolano anunciará las acciones que tomarán frente a las decisiones de la OEA.

 

 

Fuentes consultadas:

 

 

Comentarios